¿Cómo distribuir el presupuesto de boda?

¡El presupuesto de boda! Ese gran quebradero de cabeza que nos lleva por el camino de la amargura cuando damos el paso de organizar una boda.

Algunas recomendaciones para organizar el presupuesto de vuestra boda

El presupuesto que se dedica a una boda suele ser motivo de disputas y de agobio, y una boda debe ser un momento feliz y en el que disfrutar a tope de esta celebración.

Si estas en ese momento en el que tu pareja y tú habéis decidido dar el gran paso de casaros, presta mucha atención a todas estas recomendaciones que te dejamos a continuación.

  1. Antes que nada quiero que partáis de la premisa de que no importa el presupuesto que tengáis en vuestra boda. Ya sea una partida económica más baja o más elevada vuestra boda será bonita, por el simple hecho de que será el día en el que celebréis vuestro amor con todos vuestros seres queridos.
  2. Debéis ser conscientes del presupuesto real que tenéis -nada de hacer la cuenta de la vieja-. Si establecéis un presupuesto real éste debe ajustarse a vuestros ingresos económicos. ¡Así todo irá sobre ruedas!
  3. Comenzar por distribuir ese presupuesto en las cosas que consideréis imprescindibles. Cada uno tiene sus favoritos y sus prioridades, por lo que sois vosotr@s los que debéis marcar que es lo que no puede faltar en vuestra boda, y en que cosas no vais a escatimar ningún dinero.
  4. Guardar una pequeña partida económica para imprevistos. Siempre surge algo, y acabamos con la gran frase de “ya que te pones…” Así que pensar que seguro que hay cosas con las que no contéis en un principio y finalmente os parecerán imprescindibles.
  5. Valorar en ese presupuesto profesionales cualificados. Mi teoría es la siguiente “más vale poco y bueno, que mucho y malo”. A veces ahorrar en según que cosas, no es la solución, pensar que os casáis sólo una vez en vuestra vida. (o al menos eso se supone).
  6. Por último, debéis tener paciencia en la elaboración de este presupuesto el uno con el otro. Piensa que lo que es importante para ti es posible que no lo sea para la otra persona, y así también a la inversa.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Hemos actualizado la información acerca del uso de tus datos personales contenida en nuestra Política de privacidad y Política de cookies.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies